¿Por qué se esconden los gatos?

Posteado en junio 9, 2013


Hace unos días compartimos en nuestra página de Facebook un video muy gracioso de un gato que se esconde dentro de una caja y recibimos muchos comentarios donde nos contaban los extraños escondites que buscan los gatitos.

Es muy habitual encontrarlos en bolsas y placares, que parecen ser los espacios más frecuentados, pero evidentemente los felinos tienen una creatividad inigualable para encontrar refugios.

Malena, la gata de Alejandra Duarte “se mete en el cajón de la mesa de luz y con la manito saca cosas y las tira al piso”.

Más paseandera, Lolita “se puso a dormir en mi cartera y casi la llevo conmigo” según nos cuenta su mamá Marta Nenna.

La gata de Juan Pablo se metió una vez en una bolsa de carbón, la de Julieta Suárez Filgueira duerme en el bidet y la de Nora Machado Ojeda elige un horno de barro.

Maletines, fuentes de plástico, bibliotecas, microondas y lavarropas, también están entre las opciones.

Está claro que los gatos tienen debilidad por esconderse. Pero, ¿por qué lo hacen?

Esta costumbre que nos divierte y nos llena de ternura, tiene algunas explicaciones simples.

Ludwig Walter, en su libro 300 preguntas sobre gatos, explica que el hábito de esconderse está relacionado con la innata curiosidad de los felinos. Pero también se debe a que los gatos buscan lugares para descansar que les ofrezcan calor, calma y seguridad y, a su vez, que tengan una pequeña abertura donde ellos puedan observar y controlar el entorno.

Es muy importante estar atentos a los lugares insólitos donde suelen esconderse porque puede resultar peligroso que se queden dormidos allí.

Deje un Comentario